Más que una alternativa, es un concepto unido a la originalidad, las casas flotantes se suman a la oferta turística y ofrecen todo el confort de una vivienda,  la que se puede mover como un barco.

Ubicadas en puertos deportivos, esta opción gana adeptos , que en la búsqueda de nuevas alternativas en alojamientos turísticos, son las delicias de los viajeros, de espíritu libre, provistas de vistas, cercanía a ciudades que ofrecen todos los servicios.

El visitante une la  magia del barco, con la comodidad de la vivienda, transformando sus  vacaciones en experiencias únicas!

Marcela Amigo.